domingo, 10 de mayo de 2009

El Amanecer de los Muertos. (Dawn of the Dead).



Director: George Romero.
Secuela cronológicamente directa a La Noche de los Muertos vivientes que retoma el planteamiento original enfocándolo de una manera diametralmente opuesta.
Peter y Roger pertenecen al cuerpo de policías que, acompañados por escuadrones del ejército, se dedican a combatir o, mejor dicho, erradicar a los muertos que a manera de plaga van superando en número a los vivos. En la última redada Peter luce cansado o harto de su tarea.
Stephen es piloto de una estación de televisión y ha decidido que ésa noche huirá junto con Francine su novia quien también trabaja en la estación. Esa noche hurtará el helicóptero de la televisora y también le acompañarán unos apresurados Peter y Roger quienes también han decidido desertar.
Juntos tratan de encontrar un lugar que se encuentre libre de los zombis o que brinde un respiro de paz.
Después de horas de vuelo deben descender para reabastecer de combustible al helicóptero.
El escenario general les da pocas esperanzas: todo luce invadido por seres que se mueven con terrorífica lentitud. Pero a la distancia descubren un centro comercial, el hambre y el cansancio les obligan a descender en el techo del edificio.
Durante días disfrutan de la limitada seguridad y comodidad que el lugar ofrece.
Sin embargo un tercer factor entrará a la ecuación y conducirá a un clímax sangriento: una banda de motociclistas ha descubierto el pequeño paraíso de nuestros héroes y han decidido invitarse, pero al romper las barreras de contención que detenían el ingreso masivo de los muertos, se desata la matanza.
Romero no dió el paso lógico y predecible de repetir la exitosa fórmula de la cinta anterior, sino que la dotó de un igrediente insólito: humor. Dándo forma a lo que Peter Jackson definiría en BAD TASTE: la comedia gore.
Mr Freak Sin

1 comentario: